Ser o no ser basura, esa es la cuestión

Un camino por recorrer, un estilo de vida, un imposible: a elección del comensal.


Cuándo piensas en basura ¿Qué llega a tu mente?... quiero recorrer contigo este camino donde descubrimos no solo lo que desechamos, si no también aquello a lo que le damos valor.


Esto es un intro para la categoría del blog de "Basura Cero". La discusión sobre este tema amerita toda una sección porque es tan grande, que hay mucho para hablar y no te voy a poner todo en un mamotreto para aburrirte, pero me parece importante contarte mi punto de vista sobre la Basura, para que "veas a dónde va el agua al molino", antes de hablar del tema.


Filosofemos...

Cuando leí por primera vez el término Basura Cero, medité un ratico sobre ¿Qué es la basura?... "la caneca del vecino", "Oye tú, ser despreciable, ¡basura!", "lo que no me sirve", “tu ex… ?¿”, etc.


Luego descubrí que la "basura" es un adjetivo que le ponemos a lo que no queremos ver más:

mugre= basura

el papelito que sobró= basura

no te quiero ver más=basura


¿Y dónde termina eso? o ¿Quién se hace cargo de la basura? ... en qué dimensión lingüística la dejamos y por qué todos se la pasan de mano en mano como papa caliente…Opté por darle otra mirada y la vi en su esencia abandonada y ahí descubrí a su amigo el “Cero”. En este caso “Basura Cero” es la versión más acompañada de la basura y para mis adentros, la mejor.

Para mí significa neutralizar la soledad de algo que queremos abandonar, haciéndonos cargo de aquello que queremos soltar.


Basura Cero es mirar a tu basura, dialogar con ella y encontrar por qué está ahí. Si vas a tirar tu cáscara de mandarina, hazte cargo. Si vas a botar tu computador, hazte cargo. Si no vas a usar más algo, hazte cargo ¿Qué vas a hacer con eso?

El “qué otros lo hagan por mí”, nos tiene jodidos. Los centros de recolección, botaderos, la misma caneca, fueron inventos para lidiar con nuestra falta de responsabilidad de nuestras propias cosas. Pero más allá de eso, más allá del daño que nos hicimos con esto y ahora que te tengo a punto de deprimirte… calmaos, se trata retomar las buenas prácticas y darle un uso adecuado a cada cosa.


¿Es fácil? Por el diagnóstico actual de nuestras sociedades: no, PERO sí. Lo es, siempre que le metamos cojones y lo hagamos acompañados, se logra.


Tati, ¿Tú ya lo lograste?, no, pero voy en camino. Estoy igual que tú, solo que me creé un blog, una cuenta de Instagram, otra de Facebook y te cuento cómo lo voy haciendo para motivarte y auto-motivarme. Lo hice porque siento que a medida que voy cambiando, han ido cambiando algunos hábitos de la gente que tengo a mi alrededor. Si lo haces tú y llego a tocar quizás tu corazoncito, de pronto y te pase lo mismo con los tuyos y así sucesivamente, hombre con hombre, mujer con mujer, en sentido contrario y viceversa.


Tati, ¿Hay alguien que ya lo hizo?, sí nené. Gente que me inspira hay por doquier en este mundo. No me invento la rueda, pero si estoy aprendiendo a andar en ella. Más adelante haré mi selección de favoritos para que veas a dónde podemos ser capaces de llegar y hasta más. ¡Son poderosísimos!


Tati, quiero leer más sobre esto, ¿Por dónde empiezo?. Empezamos juntos y a partir de ahora. Sigue mis redes, entradas de blog y caminemos juntos a ver qué camino recorremos. :)


@tatigreenco

(Facebook, Instagram)


#basuracero #zerowaste #sostenibilidad #sostenible #seronoser #basura #ambientalista #medioambiente #planeta #botar #caneca #tacho #reciclar #reusar #reutilizar #reincoporar

11 vistas